Arquitectura Sostenible: ¿Qué es?, y ¿Por qué es importante?

Arquitectura Sostenible

La arquitectura sostenible es una disciplina que se centra en el diseño y la construcción de edificios ecológicos. Su objetivo principal es reducir el impacto ambiental, al tiempo que maximiza el potencial de lo que podemos hacer con los recursos sostenibles en la creación de estructuras que beneficiarán la calidad de vida de las personas.

En la actualidad es bastante común empezar a ver como las constructoras y arquitectos, se centran en construir edificaciones que además de brindar una buena calidad de vida a las personas, garanticen la optimización de recursos, materiales, consumos energéticos, emisiones, residuos, entre otros factores que tengan impacto negativo en el ambiente.

¡Únete para recibir contenido exclusivo! Descubre un viaje sostenible con nosotros

Los arquitectos sostenibles utilizan una variedad de técnicas para reducir el impacto ambiental de sus proyectos. Estas técnicas pueden incluir el uso de materiales reciclados, la incorporación de energía solar y eólica, así como la minimización del consumo de agua.

Como mencionamos, este estilo de arquitectura también se preocupa por el confort y la calidad de vida de los ocupantes del edificio. Los arquitectos trabajan para garantizar que sus diseños sean saludables y seguros para todos los que los habitan.  Este tipo de desarrollo sostenible es una forma de construir bastante lógica y que día a día debe empezar a tomar importancia a nivel mundial.

Aquí te contamos 3 razones por las que la arquitectura sostenible es importante:

1. Cambio climático: Un problema de alta importancia

Una de las razones más importantes para empezar a aplicar este tipo de arquitectura de manera casi que obligatoria en cualquier construcción, es el cambio climático. A lo largo de los años, los seres humanos han sido protagonistas de la destrucción ambiental.

La deforestación, emisión de gases, el plástico, el consumo y contaminación del agua, y la generación de energía mediante combustibles fósiles dañinos, son algunas de las razones por las que el cambio climático empieza a volverse un factor de vital importancia en el desarrollo de la vida humana.

Si bien muchos de estos causantes no son propios de la construcción, la arquitectura sostenible puede ser una gran ayuda para combatir este cambio climático. El empezar a pensar en edificaciones que vayan en pro de la preservación de los recursos, no solo beneficiará el impacto medioambiental de cada obra en el planeta, sino que a su vez mejorará la calidad de vida de las personas, que al final del día es el objetivo de cada construcción.

2. Regulaciones Gubernamentales

No estaría nada descabellado pensar que este tipo de arquitectura verde, empiece a volverse una obligación en los países. En Colombia la responsabilidad ambiental en las construcciones cada vez empieza a ser más regulada. Decretos como el 4741 de 2005 o la resolución emitida por el ministerio de ambiente No. 0472 – 2017, obligan a que se regulen las emisiones de residuos generados en las construcciones, con el objetivo de garantizar un ambiente puro para las personas y un desarrollo sostenible adecuado.

Como comentamos, este tipo de políticas empezarán a verse con más frecuencia en el sector de la construcción, lo que además de motivar, obligará a una arquitectura sostenible, en donde se promueva la optimización y preservación de recursos naturales, la energía sostenible, el control de emisiones nocivas para el ambiente y las personas, el control de residuos y la utilización de materiales duraderos y reciclables.

3. Arquitectura sostenible y Económica

Una de las características principales para que la arquitectura sostenible sea justamente sostenible, es que tiene que ser un buen negocio, rentable para todos los partícipes de la cadena de valor, es decir el constructor, los inversionistas y los usuarios finales.

Pensar que la arquitectura sostenible, tiene unos costos de construcción más altos que la arquitectura convencional, es incorrecto. Si bien es cierto que ciertos aspectos pueden ser costosos, como por ejemplo la energía limpia, se debe tener en cuenta que no sería sostenible de no haber un ahorro ambiental y económico. Arquitectura sostenible es igual a balance financiero, por lo que el constructor debe buscar ese equilibrio económico en algún punto del ciclo de vida de la construcción.

Entendiendo esto, la arquitectura sostenible no solo busca generar un impacto positivo en el desarrollo de las personas y en la conservación del medio ambiente, sino que pretende que las constructoras también se beneficien del proceso mediante bajos costos en el tiempo de construcción y en la vida útil de la edificación, lo que lleva a asegurar que este tipo de arquitectura es un modelo de negocio que satisface las dos caras de la moneda.

¡Únete para recibir contenido exclusivo! Descubre un viaje sostenible con nosotros

Deja un Comentario